Historia y Caraterísticas de

           estos Modelos

Lorem Ipsum is simply dummy

Los modelos presentados en este sitio han sido construidos totalmente a mano y no se han utilizado ni kits ni accesorios en su creación. El material principal utilizado es aluminio (en distintos tipos y grosores). No han sido usadas máquinas eléctricas, a excepción del compresor para el aerógrafo (sin embargo todos los modelos construidos en Argentina para los tres museos  fueron pintados literalmente a pulmón, es decir soplando la pintura a través de un pulverizador de los utilizados en pintura artística).


Los primeros modelos fueron construidos en escalas que varían desde 1/48 hasta 1/10. Todos los modelos que pertenecen al Museo Naval y al Museo de la Aviación Naval (Espora)  fueron realizados en escala 1/40. 

En los últimos 20 años Guillermo ha construido sus modelos en escala 1/15 (por razones comerciales impuestas por la compañía para la que trabajó), aunque su nuevo proyecto a partir de 2013 es construir una serie de modelos en escalas 1/24 y 1/32.

   _____________________________                                       

En 1981 Guillermo Rojas Bazán vendió su primer modelo dando inicio a su carrera como modelista profesional. En 1982 comenzò a trabajar para el Museo Nacional de Aeronáutica en Argentina. Casi  simultaneamente  fue contratado por el Instituto Aeronaval para construir la colección completa de todos los tipos de aeronaves que volaron en la Aviación Naval Argentina desde su creación (87 diferentes modelos que abarcan toda la historia de la aviación hasta 1982). Esa colección se encuentra en exposición permanente en el Museo Naval de la Nación.

 

Ante la imposibilidad de poder vivir a largo plazo de esta profesión en Argentina, en 1988 Guillermo dejó  su país, radicándome sucesivamente en España (desde donde construía   modelos para una galería de arte aeronáutico en Londres), Israel y finalmente en USA (Michigan), donde actualmente vive junto a su esposa Clarisa y su hijo Roy.

 

La calidad de los modelos ha variando bastante con el paso del tiempo. Los primeros estaban construidos en un tiempo mínimo y  con muy poca información (generalmente  un plano de tres vistas simple y algunas pocas fotos).  Estos modelos ¨experimentales¨  sirvieron para el desarrollo de los posteriores y actuales modelos construidos en base a una información profesional que incluye  manuales de ingeniería, la máxima cantidad posible de fotos, libros, revistas y films originales de la época y visitas a museos y shows aéreos en Europa y Estados Unidos.

 

Desde 1990 Rojas Bazán está dedicado exclusivamente (salvo un par de excepciones) a representar  aviones de la Segunda Guerra Mundial.


Desde 1994 hasta 2009 ha trabajado para Fine Art Models, una empresa especializada en fabricar modelos en escala de aviones, trenes, barcos y automóviles de la más alta calidad en el mercado.  Guillermo  ha diseñado y construido los originales de aviones que luego un equipo de artesanos copia (utilizando máquinas y fotograbados) en ''limited edition".


_____________________________

CARACTERISTICAS DE LOS  MODELOS











Como el material empleado para su construcción es el aluminio (en varios grosores y tipos), y siendo este el material principal utilizado en la construcción de la mayoría de los originales, la terminación de estos modelos es absolutamente realista, sin necesidad de aplicar métodos artificiales para imitar el metal. También la terminación incluye el acabado de las superficies metálicas onduladas  (efecto que se ve a simple vista en los aviones reales) y hasta arrugas en algunas partes que en los originales se construían utilizando prensas hidráulicas para estampado .


En algunos modelos Guillermo ha utilizado tela en las superficies que así lo requieren (timones, flaps, alerones, etc).




 


Como el material empleado para su construcción es el aluminio (en varios grosores y tipos), y siendo este el material principal utilizado en la construcción de la mayoría de los originales, la terminación de estos modelos es absolutamente realista, sin necesidad de aplicar métodos artificiales para imitar el metal. También la terminación incluye el acabado de las superficies metálicas onduladas  (efecto que se ve a simple vista en los aviones reales) y hasta arrugas en algunas partes que en los originales se construían utilizando prensas hidráulicas para estampado .


En algunos modelos Guillermo ha utilizado tela en las superficies que así lo requieren (timones, flaps, alerones, etc).


 Los remaches se han marcado uno por uno, sin utilizar ruedas dentadas comerciales (que marcan siempre  parejo y artificialmente), para tratar de imitar en lo posible la terminación que tenían aquellas máquinas construidas en serie y a toda prisa por gente no especializada (Rosie the riveter). Cualquiera que ha tenido la oportunidad de estar en contacto con máquinas de esa época y ha estudiado su construcción, lo sabe (es fácil observar los paneles que no están cortados perfectamente y las filas de remaches un tanto desprolijas).

 

Otro detalle en estos modelos es el acabado con desgaste. Guillermo utiliza estas técnicas de desgaste desde mitad de los años 70s, cuando todavía no se había generalizado el ¨weathering¨ en el modelismo (basta mirar revistas de modelismo de la época, donde el ¨weathering¨ era casi inexistente).

El uso del aluminio natural es ideal para la pintura "saltada", mostrando el verdadero metal debajo. La utilización de ciertas técnicas como dejar muchas horas los modelos bajo el sol (antes de colocar las partes transparentes y las gomas) y la utilización de fuego real en los caños de escape y bocas de ametralladoras y cañones permite un acabado hiper realista para un modelo (como ejemplo se puede observar a través de fotos el acabado de los motores,  pues como cada cilindro está construido en metal, Guillermo utiliza aceite, grasa, humo y fuego para hacerlos ¨operativos¨).



La pintura también está aplicada siguiendo en lo posible el proceso real. Por el tamaño de los modelos no es necesario aplicar el ''efecto escala"). La cantidad de pintura aplicada es la mínima, para dejar que resalte el metal auténtico de las superficies.



En la última parte de la WWII, muchos aparatos americanos fueron terminados en ''metal finish", como los bombarderos B-17 y B-25 (otros eran pintados de color aluminio, como el P-51 Mustang).  Esa diferencia de tonalidades en el metal sin pintar tan evidente en las fotos, es producto del distinto grosor y tipo de metal utilizado en cada panel (y no solamente por el reflejo del sol, como dicen algunos).


Precisamente en la construcción de sus modelos, Guillermo utiliza la misma técnica, es decir paneles individuales de distinto tipo de aluminio, lo que produce un acabado sumamente realista.

Se puede observar en las fotos y el video sobre el modelo en escala 1/15 del Boeing B-17, que cada ''faja" en el recubrimiento es un elemento separado (no simulado) y está encimada sobre la faja anterior, siguiendo la típica técnica de la casa Boeing en aquellos años.  Los paneles en los modelos de Guillermo son reales, no dibujados.

 

Estos modelos de aviones en escala han sido considerados los mejores a nivel mundial en su tipo por el United States Air Force Museum,  la casa de subastas de objetos de arte Christie's (Model Department) y la University of Notre Dame (Aerospace and Mechanical Engineering),  entre otros.


Se puede acceder a las cartas que así lo acreditan en ''International recognition letters".


Muchos de estos modelos poseen paneles removibles que permiten visualizar los motores, alojamientos de armamento e interiores, equipos de radio y accesorios. También  pueden ser equipados con luces (navegación, posición, identificación, etc,etc) motores eléctricos para girar las hélices y también movimientos de alerones y timones, accionados desde la cabina a través de la palanca de mando y los pedales.

Algunos modelos, como los dos F4U Corsair, el F6F Hellcat y el Douglas TBD Devastator fueron construidos con las alas que se pliegan.